Sheila, una chica española y usuaria de Jobfie nos cuenta desde Dublín su experiencia de trabajo en Irlanda desde que se fué de España hace ya 5 años.

Trabajar en Irlanda

Tiempo de lectura: 3 minutos

La historia de cómo encontró trabajo en Irlanda

Irlanda es el país de las oportunidades, me dijeron. Y así es, si encuentras un hogar el resto lo tienes hecho. No importa lo que hayas estudiado siempre y cuando dispongas de ganas e ilusión por trabajar.

Lo primero decir que en este lugar hay sedes muy importantes como Google, Facebook, eBay, Amazon o Microsoft que ofrecen oportunidades continuamente y están buscando diferentes perfiles. También hay trabajo en educación, hostelería y en general cualquier sector en el que quieras crecer profesionalmente.

En mi caso siempre me interesó la educación de los más pequeños de la casa y en Irlanda hay muchísimas escuelas infantiles que siempre buscan personal. Yo tenía la carrera de educación infantil, la Deca y varios cursos que saqué cuando me preparé las oposiciones en España. Pero aquí, he de decir que incluso con un módulo de grado superior puedes optar a este tipo de trabajos.

Hay empresas españolas que se encargan de contratar gente para trabajar en el extranjero. Las entrevistas se realizan en España y si las pasas, ellos te consiguen una escuela y te aconsejan para que no te sientas perdido. Yo decidí dar este paso porque en España las opciones son muy limitadas. Oposiciones que no salen regularmente, con escasas plazas, colegios privados o guarderías. El salario tampoco está compensado en comparación con Irlanda. Y tengo que decir que nunca he tenido problemas en trabajar en diferentes escuelas.

Además, aquí las empresas se encargan de formarte, normalmente de forma gratuita y puedes obtener títulos como el de primeros auxilios o prevención de riesgos laborales.

En cuanto al papeleo para trabajar solo te piden un número que se asemeja al de la seguridad social de España. Actualmente se hace online y tarda un mes en llegarte. Según el trabajo quizás te soliciten antecedentes penales, después formarás parte de Hacienda y ellos se encargarán de organizar tus tasas mensuales.

Respecto a la búsqueda de hogar, he de decir que es bastante enrevesado. No hay mucha oferta, los precios son altísimos y a veces las condiciones dejan mucho que desear. Lo más importante es asegurarse de que la vivienda está conectada con algún medio de transporte. Como dato, decir que es muy caro y sin demasiada frecuencia. Pero si tienes suerte y encuentras una buena casa, los dueños sólo suelen pedir contrato de trabajo y un depósito. Raramente buscan cartas de referencia.

Otro aspecto es la facilidad de viajar en avión desde Dublín. Hay bastante oferta de vuelos, por si un fin de semana te da morriña y te apetece pasar un finde diferente. Posiblemente en menos de 3 horas te encuentres en España.

También es un país que ayuda al ciudadano en todo momento, premian el interés por buscar trabajo con un subsidio que recibes semanalmente y te cubren al 100% respecto a cualquier imprevisto Covid.

Es una experiencia que merece la pena descubrir, tanto para aprender un nuevo idioma como para mejorar tu situación laboral. Yo emprendí este camino hace 5 años y no me arrepiento para nada de haber dado este paso que a día de hoy me hace tan feliz.

Agradecemos a Sheila esta historia

Sabemos que no es lo mismo buscar información sobre cómo vivir y trabajar en otro país a que te lo cuenten de primera mano. Esta ha sido la historia de Sheila, a quién agradecemos enormemente que haya invertido tiempo en contarla. Os recordamos que en el portal de empleo Jobfie encontraréis ofertas de empleo en España diarias.

¿Tienes tu propia historia que contarnos? Envíanosla al correo comunicacion@jobfie.es

¿Te ha parecido interesante este tipo de post sobre historias contadas en primera persona? Te animo a que te suscribas para así estar al día de las novedades en los recursos humanos y todo lo relacionado con el mundo laboral.